martes, 4 de agosto de 2009

Balaitous (3.144m). Desde los Ibones de Arriel por la Gran Diagonal.

Balaitous (3.144m)


Hace un mes estuvimos en la Gran Facha, esa pirámide altiva de bellas aristas. Y desde allí, de entre todas las cumbres que vimos, nos fijamos un objetivo próximo: El Balaitous. Dicho y hecho.

El Balaitous (también Balaitús o Balaïtous) domina un macizo que es el primero en superar los 3.000 metros de altura por el oeste, desde el Mar Cantábrico. El conjunto de montañas que lo forman alberga varios de los tresmiles más difíciles de la cordillera, como la Torre de Costerillou y la Aguja D'Ussel. El Balaitous, que se apoya en poderosas aristas, es una de las mayores alturas del Pirineo y por ello resulta extraño que pasase desapercibida por los pioneros del Pirineísmo. Fueron los geodésicos militares franceses Peytier y Hossard quienes lo ascendieron por primera vez el 8 de agosto de 1825 por la hoy llamada "Vira Beraldi".

Hoy en día, las vías más utilizadas son las de la Brecha Latour (PD, IIº+) desde el Refugio de Respomuso y la de la Gran Diagonal (F, Iº+) desde los Ibones de Arriel. Ésta última va a ser nuestra elección para atacar al Balaitous.



ASCENSIÓN


Desde el embalse de La Sarra (1.438 m), tomamos el camino GR.11 en dirección al Refugio F.A.M. de Respomuso, después de unos 50 minutos encontramos un desvío a la izquierda que nos lleva a los Lagos de Arriel siguiendo un sendero evidente y marcas de pintura rojas. Una vez allí, debemos progresar por senda hasta el Ibón Alto de Arriel (2.183m). Justo antes de llegar al mismo, seguir por la derecha, por fuerte pendiente al Gourg helado (2.410m). Bordeamos el lago por la izquierda y ascendemos hasta el Abrigo Michaud (2.722m), pequeño refugio que ofrece pocas comodidades. Desde aquí vamos a ganar la arista. Todo marcado con hitos.

En este punto arranca la llamada Gran Diagonal. Una empinada cornisa pedregosa que cruza la cara Norte del pico transversalmente, por trazas de senda y fáciles trepadas (Iº), y finaliza en una canal empinada junto a la Breche des Isards. Tomamos la vía de la derecha, con piedra de color blanquecino y marcada con hitos. Trepando esta canal, con un pequeño muro en la salida (Iº+), se sale, a mano izquierda en las inmediaciones de la cima (3.146). La misma ruta para descender hasta el Abrigo Michaud, donde tomamos una senda que desciende pasando por el Collado Wallon hasta el ibón bajo de Arriel. Aquí enlazamos con el camino marcado con pintura roja por el que hemos subido anteriormente y, después, por el GR.11 hasta La Sarra.


Gráfico de la ruta: http://www.gmap-pedometer.com/?r=3063578


Desnivel positivo acumulado: 1.800m


Tiempo: Sol y nubes. Temperatura: Entre 25ºC y 15ºC.


Croquis de la ascensión:



DURACIÓN


La Sarra - Desvío hacia Lagos de Arriel (50 min) - Ibón Alto de Arriel (2h15) - Abrigo Michaud (3h10) - Cima Balaitous (4h15) - Abrigo Michaud (5h10) - Collado Wallon (5h40) - Ibón Bajo de Arriel (6h10) - Desvío hacia La Sarra (7h10) - La Sarra (8h05). Ritmo medio. Paradas no incluidas.



DIFICULTAD

Senda de Gran Recorrido (GR.11) hasta el desvío a los Lagos de Arriel, senda evidente hasta los mismos, después trazas de senda marcadas con hitos hasta la entrada a la Gran Diagonal (aérea y, en ciertos tramos expuesta), allí trazas de senda marcadas con hitos, a veces derruidos, lo que puede dificultar la orientación. En la parte final, a la altura de un gran gendarme, hay que seguir una canal inclinada a la derecha del mismo, se distingue por algunos hitos y por ser de piedra blanca. Fácil trepada (Iº+) para superar este tramo y salida a cima. Precaución al descender por la Gran Diagonal. Caídas de piedras, recomendable usar casco si sube hay gente en la vía. Mismo itinerario para la vuelta, salvo desde el Abrigo Michaud al Ibón Bajo de Arriel, por senda evidente marcada con hitos.



DESCRIPCIÓN

Salimos de Pamplona a las 6h20, con muchas ganas y cierta incertidumbre respecto a las condiciones meteorológicas. Nuestro amigo Aitor se ha animado a probar fortuna con nosotros en el Balaitous, pico que ninguno de los tres hemos ascendido todavía. Llegamos al embalse de La Sarra hacia las 8h25, aparcamos en el aparcamiento que se encuentra cerca de un asador, pasada la central hidroeléctrica. En pocos minutos nos preparamos y ponemos un forro polar fino, hace fresco, menos de 10ºC. Tomamos el GR.11 cruzando un pequeño puente sobre el río Aguas Limpias, allí una serie de paneles nos indican las características de la zona y explican los glaciares del Macizo del Balaitous. Enseguida empezamos a andar y, a un ritmo alegre propiciado a partes iguales por la temperatura y las ganas de hacer esta ascensión, vamos ganando altura muy progresivamente, remontando el río Aguas Limpias. El camino es amplio, y atraviesa zonas de bosque y claros, pasos más estrechos y algunos amplios llanos como el Llano Cheto, poco antes de alcanzar el desvío hacia los Ibones de Arriel. Éste es el segundo desvío hacia el N que aparece en nuestro caminar por el GR.11 en dirección a Respomuso, puesto que el primero es el que nos conduciría al Pico de Arriel y por ello lo pasamos de largo.

Llegamos a nuestro desvío, bien indicado con una señal de madera en la roca, después de unos 50 minutos, en los que hemos disfrutado de suaves rampas y bonitas cascadas de agua. Ahora tomamos un camino marcado con hitos que asciende en zig-zag por un bosque, primero, y por una pedrera enorme, después, llevándonos directamente al Ibón Bajo de Arriel. Es importante seguir las marcas de pintura roja que señalan en todo momento el camino, puesto que podemos perder la orientación fácilmente al tratarse de pedrera con rocas medianas muchas veces. En nuestro caso nos desviamos un poco al NO y llegamos directamente al final del Ibón Bajo de Arriel, por trazas de senda.

Después de la aventura fuera de pista volvemos a tomar la senda que comunica los Ibones entre sí y la seguimos hacia el N, con el objetivo de encontrar los hitos que nos indiquen la subida al Gourg helado o Ibón Chelau. Animados por nuestra excursión anterior decidimos remontar una pedrera que nos deja justo por encima del citado ibón, a pocos minutos del Abrigo Michaud. Desde este punto se divisa la vía a seguir, que impresiona en un primer momento por ser abrupta y verticalidad, lo cual no hace sino motivarnos más si cabe. La sensación térmica, que había ido subiendo a lo largo de la mañana hasta situarse en unas cotas agradables, desciende de forma brusca al vernos ahora azotados por viento del O. Por suerte la orientación de la vía que nos disponemos a recorrer va a protegernos de él hasta la planicie cimera.

Seguimos ascendiendo y, enseguida, alcanzamos el Abrigo Michaud, un refugio precario que aprovecha una gran roca y dispone de una cuidada pared de piedra, ventana (sin cristales) y hasta rafia en el suelo. La capacidad del abrigo puede ser de unas 6 personas para dormir, en posición sentada o de pie caben muchas más.

El Abrigo Michaud es el punto de partida de la Gran Diagonal, probablemente la vía más sencilla de las que conducen a la cima del Balaitous. No es una vía para montañeros sin experiencia en Alta Montaña, muchos tramos son muy aéreos, el terreno está descompuesto y algunos tramos están expuestos a caídas impresionantes. La vía está marcada con hitos hasta la cima y se trata de seguirlos con cuidado, pegados a la pared y buscando las piedras más estables para progresar con seguridad y no perjudicar a otros montañeros. El terreno es bastante vertical y salva mucho desnivel rápidamente, apoyando las manos ocasionalmente, por un itinerario que cruza la cara NO del Balaitous de una forma bastante linea hasta llegar a un gran gendarme que se alza a nuestra derecha. Ésta es la Breche des Isards, donde enlaza la vía de los pioneros de nuestra montaña, la Vira Beraldi, con el final de la Gran Diagonal. En este punto debemos optar por seguir cuidadosamente los hitos hacia el E, para remontar la canal que asciende a la derecha del gendarme por piedra blanquecina. La chimenea de la izquierda del gendarme es una ratonera bastante más difícil (IIº+) que acaba en un abismo, no hay posibilidad de seguir.

Superando un par de rocas que bloques que cierran el camino (Iº+), nos plantamos en un camino que nos conduce a la cima del Balaitous (3.144m) en un par de minutos. Allí se encuentran instalados un triángulo de aluminio de unos 3 metros de alto, el vértice geodésico y un vivac circular. La cima nos sienta bien, por haber encontrado la canal correcta después de habernos probado innecesariamente en la chimenea "negra" del lado izquierdo, porque estamos completamente solos allí arriba y porque hemos hecho cima en un pico emblemático, el primer tresmil desde occidente.

Las vistas son de una belleza indescriptible, sobre todo hacia el Lago de Batcrabère y sobre la cresta de las Frondellas. Al N, un mar de nubes se extiende sobre los valle de Occitania, dejando a la vista solo los picos más prominentes de su geografía. Hacia el E la vista sobre la Cresta del Diablo, y la Gran Facha es privilegiada. También se aprecia como la corona del Vignemale está cubierta intermitentemente por las nubes y la cara Norte del Taillón y los Gabietos. Mirando al S vemos el semicírculo que forman el Garmo Negro, los Algas y el Argualas. También los temidos Infiernos, con su característica "Marmolera", que pasamos hace un mes en el día que inauguró los tresmiles de este año. La vista al O nos ofrece un primer plano del Pico Pallás y de su vecino el Pico de Arriel, el cercano Midi D'Ossau está vetado por la nubosidad y también la mayoría de los relieves que se extienden más allá. Sin embargo identificamos la Peña Collarada, la Pala de Ip y los picos de Anayet.

Estamos muy a gusto en el vivac de la cima, comiendo, charlando y haciendo fotos. Son 45 minutos que se pasan en un suspiro. Son las 14 y decidimos bajar con cuidado por la vía de ascenso, destrepando ágilmente la canal y tomando el camino de la Gran Diagonal. La bajada es sencilla, pero debemos prestar atención a dónde ponemos los pies porque las piedras están muy sueltas y hay mucha tierrilla que puede hacernos resbalar. Y resbalar no está permitido aquí, especialmente en algunos tramos.

Llegamos al Abrigo Michaud en poco menos de una hora y tomamos el camino que desciende al SO debajo de las paredes de las Frondellas, pasando por el Collado Wallon (2.508m). El recorrido se hace fácil, siguiendo hitos por senda, y entretenido, al ser diferente del camino de ascensión. Desde el Ibón Bajo de Arriel, donde no deja esta senda, tomamos el mismo camino que a la subida y descendemos tranquilamente hasta La Sarra.

Hemos estado unas 10 horas en la montaña y, posiblemente, ha sido la ascensión que más corta se me ha hecho. Es entretenida en todo momento y el paisaje es espectacular, especialmente a partir de los Ibones de Arriel. La incertidumbre del tiempo ha jugado a nuestro favor y la vía se encontraba vacía, lo cual enfatizó el carácter solitario y alpino que tiene de por sí el macizo. Ha sido una bonita excursión, en la que hemos conquistado una gran montaña y descubierto un gran compañero de cordada. Un domingo redondo.

Salud y Montaña



Desvío hacia Arriel






Arriel


Pallás


La Gran Diagonal


Vista hacia el Vignemale


Nubes retenidas en vertiente norte


Infiernos y Argualas


Eloy y yo en la cumbre del Balaitous


Trío montañero




Aitor


Eloy


Comenzando la bajada


La pequeña chimenea de I°


Muy aéreo


El camino de la derecha es el bueno


Vistas espectaculares


Gran Diagonal desde abajo


Javier




Bajando hacia el Collado Wallon


Abrigo Michaud (2.722m)


Pared S del Balaitous












De vuelta por el GR.11.

PS: Los comentarios son fuente de motivación para la existencia de un blog. Si algo te gusta (o si no), coméntalo para que en el futuro siga habiendo nuevas entradas. Gracias.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Un reportaje precioso Javier y da gusto ver a gente joven con estas diversiones tan sanas.
Cuidaos mucho y haced buenas cimas.

Javier dijo...

Muchas gracias. Un saludo